Encuadernación Bradel
4.8 (96%) 5 votes

Bradel Encuadernación

Bradel, una gran familia de encuadernadores que tuvieron su apogeo a principios del siglo XIX, dejándonos el legado de la la famosa encuadernación Bradel.

La encuadernación a la Bradel, es una técnica de origen alemán desarrollada en el siglo XVIII por el encuadernador francés Alexis-Pierre Bradel.

Se caracteriza por el empleo de tres piezas independientes, una lomera y dos tapas que se ensamblan, dejando un canal entre la lomera y la tapa llamado cajo, además el cuerpo del libro no esta unido al material de la lomera.encuadernacion

Hoy en día se está aplicando la calificación de Bradel a encuadernaciones que no lo son, por ejemplo copta_bradel y parecidos, ninguna cumple con las reglas:  tres partes diferenciadas ensambladas, libro con cajos y cuerpo del libro totalmente separado de la lomera, sin fijación con el material exterior.

Son encuadernaciones que nada tienen que ver, aunque quieran presumir de ello. Además algunas cosen los cuadernillos al lomo, cuando este debería quedar suelto totalmente. Aunque apliquen alguna de las técnicas.

En un principio esta encuadernación fue ideada como provisional y de rápida realización, pero ha demostrado ser una encuadernación de gran calidad y hoy en día se considera como una de las formas clásicas de encuadernación.

Este modelo de encuadernación tiene varias ventajas que no todo el mundo conoce:

– Permite que el libro se abra completamente, el cuerpo del libro no está pegado al material del lomo como las encuadernaciones tradicionales.

-No es necesario encartonar las tapas, atarlas con las cuerdas de costura a los cartones de las tapas.

-Permite la combinación de materiales para el lomo y la tapa.

-Las tapas al ser un elemento suelto, permiten un trabajo más cómodo, tanto para su dorado, mosaico, gofrado o cualquier otro tipo de decoración.

-Exactitud en las cejas de los libros, se controlan más fácilmente, ya que cortan con el libro prácticamente terminado.

-Buen aprovechamiento de los materiales, ya que podemos utilizar recortes, tanto de piel, papel u otros elementos para lomo y tapas.

-Las tapas pueden ser de materiales dispares, como madera, cartón, aluminio, cristal, plástico, etc., creando así espectaculares encuadernaciones, manteniendo la estructura del libro para su buen uso.

Alexis Pierre Bradel, en 1772, era ya un maestro encuadernador, viajo desde  Baviera a Francia a finales del siglo XVIII, llegó a París en 1800 y percibió rápidamente que el tipo de encuadernación vigente en Francia era la encuadernación en plena piel, encuadernación bastante cara y al alcance de muy pocos.

Entonces era habitual que los editores vendieran los libros cosidos con encuadernados muy simples, normalmente en rustica con una cubierta de cartulina, así los lectores tendrían que encuadernar sus libros.

Bradel se dio cuenta de esta oportunidad en el mercado y su encuadernación Bradel era más barata, elegante y al mismo tiempo rápida.

En 1820, un amigo suyo (más tarde su enemigo), el autodidacta Mathurin-Marie Lesné se apropió de la idea y la lanzó bajo el nombre de “unión alemana” y comercializo este tipo de encuadernación, lo que le dio lugar a una medalla de bronce del gobierno de París en 1843.

Si quieres aprender a encuadernan, visita nuestra Escuela Media piel

Etiqueta de Bradel

Esto es un Bradel

Encuadernación de Lesné (1820)